Beneficios externos de una estrategia de RSE

responsabilidad-social

Con la llegada de Internet nos movemos en un mundo cada vez más interconectado, en donde la competencia es mayor. Por otro lado, el consumidor de hoy ha cambiado mucho. Además de comprar de una manera diferente, también se interesa más por temas sociales y medioambientales. Esto supone, un nuevo reto para las empresas, las cuales deben saber incorporar atributos éticos a sus productos para así ofrecer un valor añadido al consumidor.

Por todo ello diferenciase resulta más importante que nunca. Una de las maneras de hacerlo es aplicando una estrategia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) con la que se consigue además, una serie de beneficios externos para la empresa que vamos a explicar a continuación:

  • Sirve para posicionar la marca y diferenciarse.
  • Se asocia la imagen de marca con temas sociales y medioambientales.
  • Aumenta la notoriedad.
  • Mejora la relación con el entorno (nuevas estrategias de comunicación , atracción de medios y instituciones).
  • Se incrementa la influencia de la empresa en la sociedad.