Nuevos paradigmas en Responsabilidad Social

responsabilidad-social

El contexto económico y social de nuestros días pone de manifiesto un cierto grado de  desconfianza  hacia prácticas puestas en marcha tanto desde las instituciones y Administraciones públicas como privadas. Esto plantea a nueva situación en la que es necesaria recuperar la  reputación y el valor perdido. Una manera de hacerlo es a través de acciones de Responsabilidad Social.

Para llevarlo a cabo,  uno de los objetivos prioritarios es ofrecer proyectos de futuro que garanticen la sostenibilidad y la tracción hacia un modelo de sociedad más responsable y comprometida. Otro objetivo debe ser la búsqueda del impulso, el reconocimiento y la promoción de las políticas de responsabilidad social, de manera que se coordine con coherencia iniciativas diferentes, evitando una segmentación del concepto en función de factores geográficos, ideologías o competencias territoriales.

No debemos olvidar que son las propias empresas e instituciones las que tienen en su mano la gestión responsable de su capital humano para así conseguir la excelencia y el beneficio para todos. Por tanto, el empleador ha de entender que su personal es único, y tratarlo como se merece. Otro factor a tener en cuenta es la educación y la formación constante, tanto al personal de las empresas e instituciones como a la ciudadanía. De esta forma se conseguirán resultados reales en la compleja tarea de transformar la sociedad. En esta misma línea, cada vez más, se está integrando la Responsabilidad Social en los planes de estudios universitarios.

Con estas acciones concretas de sensibilización en materia de RSE será posible pensar que, en los próximos años, se haga realidad un modelo social más sostenible