Nos unimos a la lucha contra el desperdicio alimentario

España desperdició 1.339 toneladas de alimentos en 2018, un 9% más que el año anterior. Una tendencia que se repite en 8 de cada 10 hogares, los cuales reconocen tirar productos comprados sin haber sido elaborados. Así se desprende de los datos proporcionados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Dada la magnitud del problema, es necesario actuar desde diferentes ámbitos, tanto públicos como privados. Desde Cimas trabajamos por hacer, de la gestión de residuos, una de las herramientas prácticas para luchar contra el cambio climático y ayudar a los municipios a ser más sostenibles. Pero también somos conscientes que el mejor residuo es el que no se genera.

Por eso, nos hemos unido a la campaña “La Alimentación no tiene desperdicio”. Se trata de una iniciativa de colaboración para reducir el desperdicio alimentario liderada por la asociación de empresas de gran consumo (AECOC). El proyecto se centra en tres objetivos principales:

  • Establecer prácticas de prevención y eficiencia a lo largo de toda la cadena alimentaria, que consigan una reducción de los desperdicios
  • Maximizar el aprovechamiento del excedente producido a lo largo de las diferentes fases de la cadena de valor (redistribución, reutilización y reciclado)
  • Sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre este problema y la necesidad de reducir el desperdicio alimentario.

Actualmente la iniciativa cuenta con el apoyo de más de 500 empresas fabricantes y distribuidoras del sector del gran consumo, operadores logísticos y de transporte, asociaciones empresariales, organizaciones de consumidores e instituciones.

AECOC constituirá y coordinará dos comisiones de trabajo directamente relacionadas con los dos ejes fundamentales del proyecto: una focalizada en aspectos de prevención para reducir la cantidad de desperdicio que se produce a lo largo de toda la cadena de valor y otra centrada en el aprovechamiento y redistribución de la mayor cantidad posible de alimentos.

Desde Cimas vamos a contribuir activamente para conseguir una mayor concienciación de la ciudadanía acerca de este problema y de la problemática que supone el desperdicio a nivel global. Porque en el desperdicio, además de perder alimentos, se generan entre el 8 y el 10% de todas las emisiones de efecto invernadero que emite el ser humano. Por eso, nos comprometemos a ayudar en la reducción de este problema también para luchar contra la crisis climática.

Os animamos a sumaros a la iniciativa a través de la web https://www.alimentacionsindesperdicio.com/

Decálogo AECOC contra el desperdicio alimentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *