El Análisis del Ciclo de Vida (ACV)

El Análisis del Ciclo de Vida (ACV) es una herramienta cada vez más útil para empresas y organizaciones. A través de ella, conseguimos cuantificar los impactos medioambientales atribuibles a un producto o servicio para todas las etapas de su vida.

Aunque parezca algo atribuible a grandes empresas, realmente no es así. Todas las actividades económicas ofrecen a sus clientes productos o servicios que compiten en el mercado por sus características, su diseño y su precio. Y también por el marketing que se les hace. El consumidor pondera todas esas variables y toma su decisión de compra. Nuestra sociedad ya es sensible también a los impactos medioambientales que nuestro consumo ocasiona y siempre que tengamos ocasión vamos a considerarlos en nuestra decisión de compra. De esta forma, para cualquier empresa es importante medir el impacto de su actividad y productos en el medio ambiente, para así ofrecer al cliente más información que apoye su decisión..

Otro aspecto a tener en cuenta, es que las herramientas del Análisis del Ciclo de Vida no tienen que ser necesariamente complejas y poco manejables. Disponemos de diferentes alternativas para hacer una valoración suficientemente rigurosa, a partir del enfoque de ciclo de vida, aunque sí que existen una serie de normas comunes a todos los proyectos que pueden resultar de orientación.

Lo fundamental es la  identificación y descripción de todas las etapas del ciclo de vida del producto, desde la extracción de las materias primas, la producción, la distribución y uso del producto final hasta su posible reutilización, reciclaje o deshecho del producto. No solo conseguimos información cuantificada para nuestros clientes, sino que a la vez abrimos diferentes oportunidades de mejora para nuestros procesos y productos.