Archivo de la etiqueta: Cimas

#juevesostenible | Reto 2018: #juevesinplástico

Como cada inicio de año, es el momento de plantearse retos y objetivos nuevos. Hacer más ejercicio, estudiar algún idioma o visitar lugares nuevos figuran entre los objetivos que a todos nos gusta alcanzar. Pero uno suele aparecer en todas las listas: hacer dieta. En este caso, os propongo una dieta diferente. No se trata de modificar los hábitos alimentarios. La dieta de 2018 será una dieta que ayudará no sólo a quien la practica, sino también al resto de personas y, lo que es más importante, al resto del planeta. Te propongo la dieta sin plástico.

¿Por qué poner al plástico a dieta?

Según Seas at risk, las españolas y españoles consumimos 60.207 millones de productos de plástico de un solo uso al año. Eso supone 1293 productos* al año, 3 cada día que sólo utilizaremos una vez, y serán desechados. Las cifras no dejan lugar a la imaginación: consumimos 3.500 millones son botellas de bebida, 207 millones de envases desechables ó 5.000 millones pajitas para bebidas

Otra cuestión que deberíamos plantearnos no es sólo si cuanto consumimos, sino cuánto plástico se produce. Jenna Jambeck, ingeniera medioambiental de la Universidad de Georgia, estudia la problemática asociada a los desechos plásticos.  A través del primer análisis global de todos los plásticos  fabricados y de su destino, se ha concluido que de los 8.300 millones de toneladas que se han producido, 6.300 se han convertido en desechos plásticos. Y el problema añadido es que sólo el 9% han sido reciclados.  La mayor parte, el 79%, se está acumulando en vertederos o deteriorándose en entornos naturales como basura. O lo que es lo mismo: en algún momento, gran parte de estos desechos acaba en mares y océanos, el «sumidero final».

Si las tendencias actuales persisten, para 2050 habrá 12 millones de toneladas de plástico en los vertederos. Esta cantidad equivale a 35.000 veces el peso del Empire State.

 ¿Por qué este reto?

Por eso, si hay que para empezar este 2018 con un reto, propongo que éste sea el de los #juevesinplástico. Cada primer jueves de mes, en la sección del programa #LasDoce, en Mediteradio FM, centraremos el tema del debate en torno al plástico, para crear conciencia sobre cuánto consumimos y aportar ideas fáciles y realizables para reducir  minimizar el consumo de plástico.

Alrededor de este hastag, #juevesinplástico, tendremos ocasión de hablar de cuestiones relacionadas como son los microplásticos, SDDR, hábitos y modelos de consumo, economía circular…. Todo desde una perspectiva cercana, para que todas las personas aprendan cómo podemos cambiar nuestro impacto en el entorno. En definitiva, se trata de ser conscientes que nuestros hábitos diarios de consumo, higiene, limpieza… tienen un impacto sobre el medio y podemos reducirlo con gestos cotidianos.

 ¿Por dónde empezar?

Un  gesto diario que todas y todos realizamos es beber agua. Dependiendo de la zona del país en la que nos encontremos, es más habitual consumirla directamente del grifo o comprarla embotellada. Según las estadísticas, cada persona en España consume casi 61 litros por persona y año. En total, de abril de 2016 a mayo de 2017, la compra ha aumentado en un 4.2% superando los 2.600 millones de litros, por valor de casi 560 millones de euros, respecto al periodo anual anterior.

Desde el punto de vista económico,  por el precio de una garrafa de 5 litros en cualquier supermercado (considerando un precio medio de entre 1 y 1,87 euros) obtendremos en el grifo de casa una cantidad de, aproximadamente, unos 1.000 litros. Y todo ello sin desplazarnos, cargar peso o desechar plástico.

Además de las emisiones asociadas al transporte y centrándonos en el material, según la Fundación Ellen MacArthur, 72% de los envases de plástico no se recuperan: una tercera parte son abandonados en el entorno y un 14% acaban en los hornos de las incineradoras. En resumen, sólo el 2% del plástico que se fabrica vuelve a cerrar el ciclo.

Hablemos del #aguadegrifo

El martes 4 de marzo de 2014, San Francisco se convirtió en la primera ciudad del mundo en prohibir la venta de agua embotellada en lugares públicos. Desde París o Nueva York, a Cádiz, Ciudad Real, Donostia, Pamplona, Córdoba, Gijón, Bilbao… diferentes ciudades españolas han puesto en marcha iniciativas para reducir el consumo de agua embotellada y potenciar el consumo de agua del grifo ( por ejemplo, jarras en los restaurantes que ofrecen el agua gratis, acceso gratuito al agua potable en los centros educativos, lugares públicos y centros de ocio infantil, ó dispensadores en edificios públicos y universidades) Un agua que se somete a controles y analíticas exhaustivas, de manera que el agua que sale del grifo cumple con todos los parámetros que exige la ley.

Por eso, el primer rato del #juevesinplástico es hacernos con una botella rellenable. Materiales como el vidrio, el acero o aluminio te van a permitir seguir consumiendo agua sin tener que consumir plástico. En la actualidad existen botellas reutilizables de diferentes capacidades, materiales y diseños; por lo que no será difícil encontrar una que se adapte a nuestras necesidades. Llévala contigo en el bolso, en la mochila de los hijos o en la cartera. No sólo reducirás el impacto asociado al hábito de beber agua, sino que darás ejemplo de cómo adoptar un hábito de consumo más sostenible.

Y tú, ¿te apuntas a la nueva dieta de 2018?

 *Estimación:  60.207.000.000 millones de productos de plástico / Población España (INE, 01/07/2017): 46.549.045 millones = 1293,4 productos por persona al año

¿Qué significan los símbolos en la base de los envases de vidrio?

vidrio

Como consumidores, estamos acostumbrados a encontrar información sobre los productos que adquirimos en las etiquetas que los acompañan.

En el caso de los envases de vidrio, además de la propia etiqueta, el envase en sí a veces nos puede proporcionar información (en este caso, mayoritariamente sobre el envase en sí y no sobre su contenido).

Así, si nos fijamos en la base de los envases y botellas de vidrio, lo primero que llama la atención son una serie de puntos. Estos puntos son un método de trazabilidad para saber el origen del envase y poder asegurar su calidad. Junto con esos puntos, nos podemos encontrar también la capacidad del envase u otras características técnicas, como el grosor. Otros fabricantes incluyen también el año de fabricación, o la identificación del molde que se utilizó.

Por último, es común encontrar una referencia al fabricante del envase, en forma de acrónimo o logo/símbolo. Algunos ejemplos serían:

– BA Glass (*) marca sus envases con BAX, donde X es un número.

– Owens-Illinois (*) señala sus envases con O-I.

– Verallia (*) diferencia sus envases con un hexágono o con “VI” dentro de un cuadrado.

– Vidrala (*) se identifica con una V.

– Vetropack usa como símbolo un trébol de 3 hojas.

– Ardagh Glass incluye en sus envases la letra omega boca arriba, ¿y quizá también las iniciales AG?.

– Santos Barosa utiliza las letras SB.

(*) Fabricante con plantas en España, y asociado a ANFEVI, Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio.

Hay otras marcas y símbolos que no son tan evidentes. Por ejemplo, ¿nos ayudas con la identificación de los siguientes envases?.

vidrio_2

Más información:

Guía de Owens-Illinois: “How to read a glass bottle?

Sitio web con una recopilación histórica de las marcas en los envases de vidrio: https://www.glassbottlemarks.com

Estuvimos en Global Innovation Day 2016

FOTO INNOVATION DAY

El pasado 14 de junio se celebró el Global Innovation Day en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Se trata de un encuentro abierto, dinámico y participativo que ofrece conocimiento especializado, conexiones y oportunidades en torno a la innovación. Esta jornada sirve para establecer contacto y conocer experiencias. Gracias a este tipo de encuentros, Euskadi se posiciona como un punto de encuentro innovador, contribuyendo al impulso de una marca país asociada a la innovación.

Gracias al Global Innovation Day se facilita un espacio de intercambio de conocimiento y networking en el que cada persona, cada empresa, puede compartir sus proyectos innovadores y, al mismo tiempo, conocer y establecer contacto con otras iniciativas, favoreciendo las sinergias y la colaboración. En definitiva, se conecta con la innovación a todas las escalas, conectando personas y mentes creativas.

El ambicioso programa del día incluyó diversos talleres, txokos, conferencias y debates. Multitud de formatos para dar cabida a las diferentes formas de dinamizar la innovación y captar sinergias en esta materia. Desde CIMAS estuvimos presentes en uno de los talleres, “Green circles”, ofrecido por Aclima.  El objetivo era pensar en cómo la economía circular va a cambiar las ciudades del futuro. Estuvimos discutiendo y reflexionando sobre el cambio activo de la nueva economía circular y los nuevos nichos de mercado de este nuevo modelo de economía. Para el taller se aplicó una metodología innovadora sobre la selección compartida de problemas, retos y construcción de posibles soluciones : en particular se trabajó sobre un tema en concreto “ ¿Cómo reducir la generación de envases de uso doméstico?. Toda la información de la jornada en la web del evento.

¿Cómo ayuda el medio ambiente a tu salud?

El 7 de abril de 2016, la OMS conmemora el Día Mundial de la Salud. Si bien en esta ocasión se presta especial atención a la diabetes, desde CIMAS creemos que es un buen día para recordar cómo la calidad del medio ambiente puede ser determinante para una buena salud. En su nueva definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la ONU ha explicitado la necesidad de hacer efectiva la salud como derecho universal. Así, el objetivo 3, aboga por garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Bajo este concepto, la Organización apuesta por hacer del desarrollo sostenible la manera de garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos, a cualquier edad. 

En las últimas décadas, gracias al trabajo de entidades tanto públicas como privadas, organizaciones y ciudadanía, el nivel de calidad y el estado del medio ambiente ha mejorado notablemente, especialmente en los países desarrollados. De este modo hemos podido ver como los proyectos ambientales llevados a cabo en nuestras ciudades, puertos y espacios públicos, entre otras áreas, han tenido una influencia directa o indirecta con los distintos determinantes de la salud. Esta mejora se ha manifestado de forma especial con factores ambientales (como la calidad del aire, del agua, del suelo, los niveles de ruido, el paisaje urbano, hábitats naturales y biodiversidad, emisiones de CO2 y cambio climático); factores sociales(como el contacto y la cohesión social, la accesibilidad, las oportunidades de educación y formación ambiental o la creación de empleo verde) y con otros aspectos relacionados con los estilos de vida (como la dieta, el ejercicio y la actividad física). Aunque en muchos casos no veamos claramente la contribución en los determinantes de la salud, están ahí y es necesario resaltarlos de cara al resto de agentes y en especial a la ciudadanía. Cabe destacar que no es necesario pensar en proyectos ambientales complejos ni en inversiones significativas, basta con relacionar las iniciativas de carácter ambiental o social con la posible influencia con los determinantes de la salud. 

Sirva como ejemplo la relevancia de la infraestructura verde* de nuestro entorno (por ejemplo, parques, jardines, corredores vegetales, sendas). Hay relevantes evidencias científicas que han demostrado el impacto positivo de la infraestructura verde. También con implicaciones en la salud comunitaria y en la economía. Como indica la experta en ecología humana de la Universidad de Cornell de New York, Nancy Wells, la naturaleza funciona como un “colchón que modera las disfunciones en la salud”.

Otras evidencias reflejan que con una mayor representación de los espacios verdes disminuyen los riesgos de enfermedades. Además, estos espacios permiten una mayor interacción y cohesión social en las poblaciones urbanas. Por todo ello, podemos afirmar que existe una correlación positiva entre la existencia de una infraestructura verde y determinados beneficios para la salud de la ciudadanía que la disfruta.

Factores como la exposición a los contaminantes, las vías de exposición, la movilidad o el estado atmosférico pueden influir de diferente manera sobre la aparición de problemas en la salud. Son estos factores los que deberíamos de considerar a la hora de llevar a cabo iniciativas ambientales en nuestro entorno. Por ello, es recomendable tener en cuenta criterios o recomendaciones a considerar en el diseño y planificación de los proyectos o iniciativas con el fin de promover la salud y bienestar de la población (ejemplo selección de especias a utilizar, ubicación del mobiliario urbano, accesibilidad, factores de riesgo en la salud y posible impacto positivo/negativo). También resulta imprescindible la coordinación y el trabajo de todos los actores con implicación en la gestión del entorno, a fin de poner en marcha políticas activas y concretas de promoción de un medio ambiente de calidad, como mecanismo para mejorar, en último término, la salud de la ciudadanía.

*El término Infraestructura verde o ecológica hace referencia al sistema natural que da soporte a la vida y, en un entorno urbano, se integra junto a otras infraestructuras de la ciudad. Contribuye a la mitigación de los impactos ambientales y proporciona importantes servicios ecosistémicos. Esta infraestructura se conforma a partir de los espacios naturalizados interiores y periféricos, los parques y jardines más urbanizados, los corredores vegetales y arboledas en alineación…(públicos o privados). Ofrecen, al conjunto de la ciudad, diferentes servicios ecológicos, ambientales, sociales y económicos.

Casi mil proyectos…

Cada vez que un cliente nos encarga un trabajo nosotros generamos un código que nos sirve para compartir internamente y gestionar toda la documentación y tareas de ese encargo. Ese código nos permite gestionar aspectos de la calidad del trabajo y hacer seguimiento de todas las acciones que conlleva un proyecto de consultoría.

Una información que también nos da ese código es el número de proyectos que llevamos realizados en CIMAS. Al principio no es más que un dato relativo pero ahora que nos acercamos al millar, bien merece la pena dedicar al tema unas líneas de reflexión. Por supuesto que tendremos que añadir un dígito más a la parte numérica de ese código, no nos llega con los tres de ahora. Los códigos comenzarán ahora por 1 durante una temporada muy larga,  no como cuando llegamos al centenar de proyectos, que nos duró año y medio.

Lo verdaderamente importante es que, además de un número, cada proyecto tiene su historia. Es la historia del cliente, de las personas para las que trabajamos y de lo que necesitan. También de lo que les mueve para contratar a CIMAS, de lo que reciben al final del trabajo y de las sensaciones con las que se quedan.

También es la historia de nosotros, de los consultores, del equipo que pensó en las necesidades del cliente desde la propuesta y que se comprometió con estas necesidades hasta la entrega del último documento. Es la historia de las personas que han pasado por CIMAS en estos casi trece años, que han aprendido el oficio con nosotros y que ahora algunos de ellos continúan su camino profesional en esos mismos clientes con los que alguna vez trabajamos.

Cuando la experiencia acumulada es tan amplia y los momentos vividos han sido algunos tan intensos, siempre queda un punto de nostalgia. Sin embargo, muy pocos proyectos son repetidos en el tiempo (¡por desgracia para nuestro negocio!) y la evolución del mercado nos ha obligado continuadamente a buscar nuevos servicios y nuevos contenidos para los proyectos. Ya estamos acostumbrados. Hemos hecho de la necesidad virtud y creo sinceramente que hemos alcanzado un buen nivel de creatividad.

Esa forma tan particular de ver la realidad, como algo que somos capaces de transformar en la dirección que necesitan nuestros clientes, es nuestra mejor carta de presentación.

MIKEL GARAY
Socio Director

Entrevista a Jaume Fons

Jaume Fons, miembro de CIMAS, ha sido recientemente entrevistado por Barcelona + Sostenible, la red de organizaciones que, con la firma del Compromiso Ciudadano por la Sostenibilidad, asumen su responsabilidad en la construcción de una Barcelona más sostenible y se comprometen a contribuir desde su ámbito.

Esta red de organizaciones nace tras la aprobación del Compromiso Ciudadano por la Sostenibilidad en 2002, en la cual la Agenda 21 de Barcelona comenzó la fase Acción 21, centrada en concretar las actuaciones para avanzar conjuntamente hacia el cumplimiento de los objetivos pactados. En 2012 se renueva este compromiso y el programa pasa a llamarse Entidades y Empresas + Sostenibles.

En la entrevista, Jaume explica a qué se dedica CIMAS, “hacemos proyectos dentro del ámbito de la sostenibilidad y de la responsabilidad social enfocados tanto a la empresa privada como en la administración pública, aunque lo deseable es buscar colaboraciones también con el tercer sector”.

Jaume cree que una empresa como CIMAS, de origen vasco, debe existir en Barcelona porque “se podrían replicar muchos proyectos que sabemos que han dado buenos resultados tanto a nivel empresarial como de ciudad”.

De cara a la Barcelona del 2022, visualiza una ciudad “que integre los valores de la sostenibilidad y de la responsabilidad social, con una ciudadanía consciente de su impacto, de lo que compra y consume”.

Para Jaume, lo mejor de trabajar en CIMAS es “contribuir a hacer de esta ciudad un lugar más sostenible y saludable, intentando que la vida a largo plazo sea mejor tanto en el ámbito ambiental como en el social”.

Podéis leer la entrevista íntegra en el siguiente enlace.

sostenibilidad-vidrio

‘Estudio sobre la Contribución Medioambiental, Social y Económica del Sector de Vidrio en España’

Mañana miércoles 15 de Julio, a las 9:30 a.m tendrá lugar en el Palacio de Cibeles en Madrid  la presentación del ‘Estudio Sobre La Contribución Medioambiental, Social y Económica del Sector de Vidrio en España’ elaborado por ANFEVI (Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio, www.anfevi.com)

Este estudio, elaborado por la consultora CIMAS, pretende destacar las cifras más representativas que año tras año está presentando una industria paradigma de economía circular. El informe presenta de forma detallada la contribución medioambiental, social y económica de este sector en España, que produce diariamente más de 19 millones de envases de vidrio y genera más de 8.000 puestos de trabajo.

Enrique Hernandez Bento, Subsecretario del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, presidirá el acto mientras que Gonzalo Fernández Gómez, presidente de ANFEVI, hará la introducción a la presentación. Por parte de CIMAS, Begoña Vallejo Mahillo presentará en detalle el contenido del estudio.