CIMAS Innovación y Medio Ambiente ya es una empresa registrada EMAS

En CIMAS estamos de enhorabuena. Desde el mes de julio de 2020 formamos parte del registro comunitario de gestión y auditoría medioambientales, más conocido como EMAS. Con este gesto, damos un paso más en nuestro compromiso ambiental al integrar esta herramienta de gestión voluntaria para evaluar, mejorar y dar a conocer nuestro comportamiento ambiental.

Cimas Innovación y Medio Ambiente, S.L.L.  se constituye en el año 2003 como una empresa social especialista en la prestación de servicios profesionales de consultoría para organizaciones públicas y privadas en el ámbito del medio ambiente y la sostenibilidad. Estamos ubicados en Bilbao, donde se encuentran nuestras oficinas centrales, y en Valencia. Desde el origen, en nuestros estatutos ya mencionamos explícitamente el compromiso con el medio ambiente y el desarrollo sostenible como ejes de acción en todos nuestros proyectos. 

Nuestro compromiso con los clientes implica, también, un compromiso con el entorno más cercano. Promovemos una lucha contra el cambio climático, utilizando de forma racional los recursos y fomentando buenas prácticas a nivel interno y externo. Tanto en proyectos con administraciones públicas como con entidades privadas participamos de forma activa y tratamos de comunicar el impacto que la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible tienen en el modelo de sociedad actual. 

Somos un equipo de profesionales con perfiles diferentes y complementarios, ofreciendo una alternativa de soluciones e ideas útiles en los campos de la gestión de residuos, medio ambiente industrial, estrategias de sostenibilidad, desarrollo de normativa sectorial, acciones de educación ambiental y planes de responsabilidad social. Nos gusta transmitir conocimientos que ayuden a las nuevas generaciones a valorar a importancia de adoptar la sostenibilidad como forma de vida. Por eso creemos firmemente en la educación y la formación como piezas clave de nuestros proyectos. 

Nuestro propósito es ser agentes del cambio social a través de un modelo ejemplarizante. Queremos ser una organización que cree y promueve un modelo socioeconómico sostenible. Creemos en generar riqueza a través de proyectos que garanticen la sostenibilidad y la satisfacción personal y profesional de todo el equipo. Como tal, contamos con un sistema de gestión ambiental certificado acorde a la ISO 14001 desde el año 2006. Con este paso, consolidamos una etapa al formar parte del registro voluntario europeo y mostrar públicamente nuestro compromiso de mejora ambiental. 

Además de contar con una política medioambiental definida, que orienta nuestro sistema de gestión ambiental, damos cuenta del funcionamiento de dicho sistema a través de la declaración medioambiental verificada por organismos independientes. Este informe correspondiente al ejercicio 2019 está disponible en nuestra página web.

Confiamos en que este ejercicio de transparencia anime a otras organizaciones a implicarse con la mejor gestión ambiental y se unan para formar parte de la lista de empresas adheridas al registro EMAS. 

Todo el equipo seguimos comprometidos por el medio ambiente y la sostenibilidad

Desde casa pero con el mismo compromiso, todo el equipo Cimas seguimos trabajando por el medio ambiente y la sostenibilidad.

Estamos ante una situación especial para la que nadie tiene respuestas. 

Lo que sí tenemos claro, desde Cimas, es que las personas son lo más importante. Todo nuestro equipo, pero también sus familias y amigos; nuestros clientes, colaboradores, proveedores… Todos juntos formamos un grupo de personas preocupadas por la salud personal y la de nuestro entorno.

Por ello, siguiendo las recomendaciones, desde hace días trabajamos en casa. Cambiamos el espacio habitual pero mantenemos firme nuestro compromiso con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible como ejes de acción en todos nuestros proyectos

Ahora más que nunca haremos uso de la tecnología para seguir manteniendo reuniones y encuentros previstos, ajustando los tiempos y manteniendo el calendario. Por nuestra parte, aquí seguimos.

Si necesitáis cualquier información, podréis localizarnos en nuestros respectivos teléfonos móviles, a través del correo habitual de cada persona del equipo, en el 944 765 230 o escribiéndonos a cimas@cimas.es

Confiamos más que nunca en la confianza y en la colaboración para poder salir adelante.

Quedamos a vuestra disposición.

Un saludo,

El equipo Cimas.

Desde casa pero con el mismo compromiso, todo el equipo Cimas seguimos trabajando por el medio ambiente y la sostenibilidad.

Nos unimos a la Plataforma de Euskadi contra el despilfarro alimentario

Desde CIMAS nos unimos a la Plataforma de Euskadi contra el despilfarro de alimentos.

Se trata de un foro, un espacio para el intercambio de opiniones en el que participan todas aquellas organizaciones que, de forma voluntaria y colaborativa, tienen la capacidad (estructural y/o funcional) para intervenir en el diseño e implementación de las actuaciones que se propongan en el futuro Plan de Acción.

Durante el año 2020 se lanzarán 12 retos para prevenir el despilfarro alimentario, apoyados por herramientas y conocimientos para ayudar a la ciudadanía a alcanzar el objetivo de ese mes.

Además de otras acciones que ya trabajamos en CIMAS, como entidad participante nos comprometemos a:

  • Asesorar y apoyar a las administraciones vascas sobre las políticas que se deben adoptar en el ámbito del desperdicio de alimentos.
  • Actuar como agente resonante para la sensibilización de la sociedad y de las entidades involucradas con el fin de concienciar sobre el impacto del despilfarro de alimentos.
  • Colaborar en la elaboración del Plan de Acción, así como en la implementación de aquellas iniciativas que estimen oportunas.

El objetivo es, en primer lugar, impulsar y apoyar un conjunto de actuaciones concretas encaminadas a prevenir y reducir la cantidad de alimentos que se despilfarra a lo largo de la cadena de producción, suministro y consumo de alimentos en Euskadi.

En segundo lugar, se pretende facilitar la reutilización de los excedentes de origen alimentario, principalmente a través de la donación para consumo humano. Para ello es necesario en todos los casos, garantizar la seguridad y la calidad de los alimentos hasta su consumo a través de la adopción de directrices y protocolos adecuados. Por último, se pretende revalorizar los excedentes alimentarios para su uso en alimentación animal.

Gracias a este Plan, Euskadi incrementa su nivel de impacto sobre la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, enfocado en reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante correspondiente a los niveles de la venta al por menor y el consumidor, y reducir la pérdida de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro.

Comienza planificando tus menús. En la web encontrarás mucha más información para luchar contra el desperdicio alimentario.

Sobre ELIKA

ELIKA es la fundación impulsada por el Gobierno Vasco para la mejora de la seguridad alimentaria en Euskadi mediante el asesoramiento científico y técnico a las administraciones en el despliegue de la política de Seguridad Alimentaria. También presta apoyo y asistencia a los operadores de la cadena alimentaria facilitando la comprensión y aplicación de los requisitos de Seguridad Alimentaria. De igual forma, fomenta la difusión de la información y comunicación en los temas de mayor impacto y actualidad en el ámbito de la Seguridad Alimentaria generando conocimiento y aportando valor en la sociedad vasca.

Puedes consultar toda la información aquí.

Sigue todo lo que pase alrededor del reto con el hastag #0despilfarrourtea y el específico que elijas; y utilízalos tú también para visibilizar tus iniciativas a través de la Redes Sociales.

Colaboramos con Ihobe y Aclima en el programa de prácticas para fomentar la empleabilidad de la juventud en el sector ambiental.

Nuestra directora, Begoña Vallejo (primera por la izquierda) y Aritz Ruiz (sexto por la derecha) durante en la jornada de presentación de la nueva edición del programa de prácticas.

La Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco (Ihobe), la Asociación Clúster de Industrias de Medio Ambiente de Euskadi (Aclima) y la Fundación Novia Salcedo convocaron el pasado mes de enero la cuarta edición de su programa de prácticas no laborales en medio ambiente.

Se trata de una iniciativa que busca fomentar el empleo verde y mejorar la competitividad de las empresas y organizaciones vascas asociadas a Aclima, de la que CIMAS forma parte, mediante la incorporación de jóvenes profesionales preparados en este ámbito.  

Un año más, en CIMAS ofrecemos la posibilidad de que uno de estos jóvenes forme parte del equipo, compartiendo el día a día en la gestión de proyectos de sostenibilidad.

Durante los próximos 12 meses, se combinará el aprendizaje práctico en nuestras oficinas centrales en Bilbao, complementadas con una formación en aula. El fin último es ayudar a que se desarrollen competencias transversales dirigidas a la mejora de su perfil profesional.

En el conjunto de las convocatorias anteriores, 21 jóvenes se han podido beneficiar del programa y, de ellos, 13 han encontrado empleo en el sector al finalizar las prácticas, en su mayoría en las empresas donde realizaron las prácticas. 

En CIMAS contamos con personas que iniciaron su carrera profesional a través de estas becas y actualmente forman parte de nuestro equipo. Por ello por lo que confiamos en la utilidad de estas etapas formativas, apostando por los valores y capacidades que aportan los estudiantes y por el fomento el conocimiento técnico especializado como vía para generar empleo.

Día Mundial para la Educación Ambiental

«La educación ambiental es un proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente, en la resolución de los problemas ambientales presentes y futuros». 

Congreso Internacional de Educación y Formación sobre Medio Ambiente. Moscú, 1987

¿Por qué la educación ambiental es más necesaria que nunca?

Ahora que los gobiernos declaran estados de Emergencia climática, ahora que las empresas suman contribuciones a los ODS y ahora que la ciudadanía deja de dudar sobre los efectos desastrosos de la modificación climática, es el momento de la educación ambiental.

Un estudio reciente[1] destaca cómo la ciudadanía española está empezando a comprender que el cambio climático y sus efectos necesitan de una actuación conjunta que vaya más allá de las políticas gubernamentales. A su vez, sin embargo, las personas encuestadas no eran conscientes de su propia responsabilidad. El cambio de hábitos que supone hacer frente al cambio global que vivimos requiere de la conciencia individual de todas las personas, dentro de su ámbito de actuación: tanto en el hogar como en el lugar de trabajo. Tanto en la forma en que nos desplazamos como en la manera que utilizamos nuestro tiempo de ocio. Y esta toma de conciencia sólo es posible utilizando la educación ambiental como vector del cambio.

20 años del primer libro de Educación Ambiental en España.[2]

Aunque se conceptualizó antes, en España uno de los textos de referencia en la materia cumple 20 años. Publicado en 1999, el Libro Blanco de la Educación Ambiental en España sitúa los diferentes ámbitos de actuación y los instrumentos para implementar una política efectiva de educación en el aspecto ambiental. Visto con perspectiva, el libro supone un referente y abrió el camino de cómo debería abordarse este tema si queremos que realmente sea una herramienta al servicio de la sociedad. Dos décadas después, debería servir de germen del que constituya el futuro Plan de Acción de Educación Ambiental para la Sostenibilidad impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España.

Educación ambiental en el sistema educativo.

Es indudable que la toma de conciencia y la generación de nuevos hábitos pueden aprenderse desde los primeros años de vida de cualquier persona. Por eso, la integración de la educación ambiental en las etapas escolares es la mejor manera de comenzar a visualizar el vínculo entre las diferentes materias. Es necesario que desde edades tempranas comprendamos que todo está relacionado, que las disciplinas nos son compartimentos estancos y que toda acción repercute en el medio. Para ello, la educación ambiental sirve de vehículo perfecto al combinar los valores relativos al cuidado de la naturaleza con aspectos matemáticos o estadísticos, pasando por la geografía, la gestión de residuos, el uso de los recursos hídricos, la biología y otros valores transversales como el respeto, la integración, o la diversidad. 

La educación ambiental más allá del aula.

Pero sería incompleto pensar que la educación ambiental es un ámbito relegado a los centros escolares. Una persona sigue aprendiendo durante toda su vida y, de hecho, es más fácil comprender la magnitud de las decisiones diarias cuando la razón es más madura. La educación ambiental en la etapa adulta debe promover una toma de conciencia más profunda sobre el modelo de vida que adoptamos y sus repercusiones. Desde cómo consumimos a cómo viajamos, cómo nos movemos o qué valores trasladamos a nuestros conocidos y familiares. 

Porque la educación ambiental implica una diversidad de ámbitos tal que es necesario abordarla desde diferentes medios y con múltiples mensajes. La administración pública, por su ejemplaridad y representatividad, podría integrarla de manera regular en sus comunicaciones internas y externas, más allá de la generación de legislación al respecto. Las entidades sociales y no gubernamentales pueden ser un eje transmisor de estos valores a la sociedad. Los medios de comunicación juegan un papel fundamental al visibilizar comportamientos, destacar asuntos que pueden pasar desapercibidos para la mayoría, desde el rigor y la cercanía. Las redes sociales, bien empleadas, son una herramienta potentísima para difundir y conectar personas de las que aprender de manera constante (sólo hay que seguir el ejemplo de la #EA26 @Edu_Ambiental y todo lo que se está consiguiendo gracias a la movilización en redes y fuera de ellas)

Parte del equipo CIMAS durante una de las jornadas para fomentar el cambio de hábitos y concienciar sobre los contaminantes emergentes.

La educación ambiental empresarial.

Y si hay otro motor de cambio con impacto son las empresas. Desde las micros a las más grandes, la relevancia de la actividad empresarial para modificar patrones de consumo y generar nuevos hábitos es incuestionable. Desde esta premisa, la educación ambiental en las empresas, bien entendida, ayuda a generar modelos de negocio conscientes de su impacto que tratan de reducirlo. Los valores inherentes a la educación ambiental provocan que se cuestione la manera en que se genera la rentabilidad económica para hacer frente a retos globales y modificar la forma en que las empresas operan. Ya no sirve con destinar una parte a paliar efectos negativos en el otro lado del planeta. Las empresas deben migrar hacia modelos que, per se, generan beneficio más allá de sus fronteras. No se trata de cuánto dinero ganar, sino de cómo ganarlo. Y ello depende, también, de la formación y compromiso de las personas que trabajan en ellas. La educación ambiental empresarial debe favorecer que los modelos de hacer negocios positivos sean una realidad cada vez más frecuente y la opción preferente de las personas consumidoras. 

Apuesta presente para responder a los retos que eran futuros.

Como conclusión, queremos apuntar la necesidad de favorecer que la educación ambiental sea un elemento presente en todos los proyectos, ya sean educativos o empresariales, públicos o privados. Creemos que fomentar la toma de conciencia sobre el impacto que el ser humano tiene en el medio es la mejor forma de conseguir que todas las políticas y proyectos que buscan un cambio positivo tengan el respaldo que necesitan. No conseguiremos cambios profundos sin la voluntad de hacerlos realidad. Y para ello debemos estar preparados. Hagamos de la educación ambiental una herramienta viva para un mundo mejor.

Jaime Fons.

Consultor ambiental en CIMAS.



[1] http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/encuesta-espanoles-ante-cambio-climatico-sep-2019

[2] https://www.miteco.gob.es/es/ceneam/recursos/documentos/libro_blanco.aspx

19 de noviembre: nos sumamos a la campaña por el Dia Mundial del Retrete

Diariamente se vierten cientos de kilogramos de residuos sólidos por el retrete, provocando atascos en la red de saneamiento. De hecho, se estima de 2/3 de los problemas de la red son causados por productos higiénico- sanitarios (como toallitas, medicamentos, aceites, etc.)

Para concienciar sobre la importancia de no utilizar el wc como una papelera se celebra cada 19 de noviembre el Dia Mundial del Retrete. Una jornada para concienciar sobre la importancia de no desechar residuos impropios a través del inodoro.

El impacto ambiental de verter productos como las toallitas húmedas a través del wc es significativo. Sus efectos pueden ir más allá de los atascos físicos, actuando como elementos de difusión de sustancias contaminantes en el medio acuático.

Además, los atascos suponen un riesgo para las infraestructuras de saneamiento. Dañan los equipos de bombeo, taponan las cañerías y redes de alcantarillado y pueden poner en riesgo el buen funcionamiento de las estaciones depuradoras. Eso supone, además, un importante impacto económico. Se estima que el sobrecoste del tratamiento de estos atascos en nuestro país es de entre 4 y 6 euros por persona al año. Ello supone encarecer entre un 10-15%, de las actividades de mantenimiento, tratamiento y depuración de las aguas residuales. 

En cifras globales, esto supone un sobrecoste total estimado de unos 230 millones de euros al año

Imagen de la campaña «No alimentes al monstruo» impulsada por https://munstrowc.eus

Por ello, desde el Clúster ambiental del País Vasco (ACLIMA) se puso en marcha la campaña “No alimentes al monstruo”, para alertar a la ciudadanía de las consecuencias de verter toallitas higiénicas y otras sustancias por el inodoro y promover hábitos responsables.  Además, como novedad, este año la Asociación española de Abastecimiento de aguas y Saneamiento (AEAS) ha lanzado una campaña de adhesiones a su Declaración de apoyo contra este grave problema.

Cartel elaborado por AEAS para ilustrar la campaña «No alimentes al monstruo de las toallitas«

Desde CIMAS hemos sido parte activa del proyecto “No alimentes al monstruo” a través de, entre otras acciones, la realización talleres enfocados al ámbito educativo. Un proyecto con el objetivo de concienciar sobre este problema y ayudar en la adopción de mejores hábitos. Por ello nos sumamos a la Declaración promovida por AEAS, con el firme propósito de impulsar y difundir esta campaña de concienciación y sensibilización ciudadana.

Seguimos sumando apoyos a la #EWWR

La semana pasada os contábamos la iniciativa que hemos puesto en marcha para sumar apoyos en la recogida selectiva de la fracción orgánica en Bilbao. Esta acción se enmarca dentro la Semana Europea de la Prevención de Residuos (EWWR). Este año tendrá lugar del 16 al 24 de noviembre bajo el lema “Cambia tus hábitos, reduce tus residuos”.

En la imagen, Olga Martín, Directora General de Aclima en el momento de la adhesión.

En Cimas seguimos recabando apoyos a nuestra acción entre nuestros grupos de interés. Esta semana ha sido el Clúster de los servicios ambientales y la ecoindustria (ACLIMA) quién se ha unido a la iniciativa.  Gracias a ello, otros cinco kits han conseguido ser adoptados y formarán parte de la recogida de materia orgánica de la ciudad.

Aclima es la asociación referente en el País Vasco. Las empresas asociadas integran a más de 4.700 personas vinculadas a trabajos del sector ambiental. En conjunto, están representados sectores tan diversos como la valorización de residuos en todas sus etapas, la gestión de suelos contaminados, el ciclo integral del agua, aire y cambio climático, ecosistemas y fabricación eficiente y ecodiseño.

El objetivo final es alcanzar un total de 20 kits entregados. De esta forma, aumentaremos las adhesiones a la recogida de la fracción orgánica de residuos en el municipio de Bilbao.

En la imagen, parte del equipo de Aclima recibe su kit para la recogida selectiva de la fracción orgánica.

Esta idea está siendo impulsada por nuestro equipo, pero si si tienes cualquier otra iniciativa para sumarte a la EWWR, puede hacerlo a través de la web del OCRU o contáctanos para que te ayudemos a unirte a Semana Europea de la Prevención de Residuos.  Tienes de plazo hasta el 8 de noviembre. De todas las candidaturas que se presenten en la CAPV se seleccionarán aquellos proyectos e iniciativas más novedosas. Las más impactantes serán propuestas como candidaturas a un reconocimiento europeo.

Anímate y apadrina tu cubo.

Nos unimos a la lucha contra el desperdicio alimentario

España desperdició 1.339 toneladas de alimentos en 2018, un 9% más que el año anterior. Una tendencia que se repite en 8 de cada 10 hogares, los cuales reconocen tirar productos comprados sin haber sido elaborados. Así se desprende de los datos proporcionados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Dada la magnitud del problema, es necesario actuar desde diferentes ámbitos, tanto públicos como privados. Desde Cimas trabajamos por hacer, de la gestión de residuos, una de las herramientas prácticas para luchar contra el cambio climático y ayudar a los municipios a ser más sostenibles. Pero también somos conscientes que el mejor residuo es el que no se genera.

Por eso, nos hemos unido a la campaña “La Alimentación no tiene desperdicio”. Se trata de una iniciativa de colaboración para reducir el desperdicio alimentario liderada por la asociación de empresas de gran consumo (AECOC). El proyecto se centra en tres objetivos principales:

  • Establecer prácticas de prevención y eficiencia a lo largo de toda la cadena alimentaria, que consigan una reducción de los desperdicios
  • Maximizar el aprovechamiento del excedente producido a lo largo de las diferentes fases de la cadena de valor (redistribución, reutilización y reciclado)
  • Sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre este problema y la necesidad de reducir el desperdicio alimentario.

Actualmente la iniciativa cuenta con el apoyo de más de 500 empresas fabricantes y distribuidoras del sector del gran consumo, operadores logísticos y de transporte, asociaciones empresariales, organizaciones de consumidores e instituciones.

AECOC constituirá y coordinará dos comisiones de trabajo directamente relacionadas con los dos ejes fundamentales del proyecto: una focalizada en aspectos de prevención para reducir la cantidad de desperdicio que se produce a lo largo de toda la cadena de valor y otra centrada en el aprovechamiento y redistribución de la mayor cantidad posible de alimentos.

Desde Cimas vamos a contribuir activamente para conseguir una mayor concienciación de la ciudadanía acerca de este problema y de la problemática que supone el desperdicio a nivel global. Porque en el desperdicio, además de perder alimentos, se generan entre el 8 y el 10% de todas las emisiones de efecto invernadero que emite el ser humano. Por eso, nos comprometemos a ayudar en la reducción de este problema también para luchar contra la crisis climática.

Os animamos a sumaros a la iniciativa a través de la web https://www.alimentacionsindesperdicio.com/

Decálogo AECOC contra el desperdicio alimentario

Únete a la Semana Europea de la Prevención de Residuos

Hace diez años nació la Semana Europea de la Prevención de Residuos (conocida por sus siglas en inglés, EWWR) con el objetivo de promover e implantar acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles y gestión de residuos.

Desde entonces se han desarrollado, en toda Europa, más de treinta mil acciones orientadas a sensibilizar sobre la prevención de residuos. Este año la semana se celebra del 16 al 24 de noviembre bajo el lema “Cambia tus hábitos, reduce tus residuos”. En el País Vasco, la organización de la semana corre a cargo del Órgano de Coordinación de Residuos del País Vasco (OCRU), que pone a disposición de los agentes interesados un servicio de apoyo prestado por Cimas para facilitar al máximo el proceso de inscripción.

En esta ocasión, además de ayudar al OCRU en la identificación y registro de acciones, desde CIMAS nos comprometemos a ser parte activa de la EWWR. Por ello nos hemos comprometido a conseguir un total de 20 adhesiones a la recogida de la fracción orgánica de residuos en el municipio de Bilbao.

¿Por qué nos centramos en fomentar la recogida de residuos orgánicos?

En la imagen, parte del equipo Cimas de la oficina de Bilbao con su kit de recogida de la materia orgánica.

Alrededor de un 40% de los residuos que se generan en el ámbito doméstico está formado por materia orgánica. Separar esta fracción hace más eficiente el tratamiento de residuos. Además, la separación de los distintos residuos contribuye a disminuir la contaminación atmosférica y la emisión de gases de efecto invernadero.

En una primera etapa, todo el equipo de CIMAS ubicado en Bilbao se ha unido a la iniciativa, adoptando su propio kit para la recogida de la fracción orgánica.

A fecha de hoy hemos conseguido que se adopten 13 de los 20 kits que tenemos preparados. Tenemos de plazo hasta el próximo viernes 8 de noviembre para hacer crecer el número de kits entregados hasta conseguir que 20 personas u organizaciones se sumen a nuestro compromiso con la orgánica.

Y recuerda que, además de nuestra idea, si tienes cualquier otra iniciativa para sumarte a la EWWR, puede hacerlo a través de la web del OCRU o contáctanos para que te ayudemos a unirte a Semana Europea de la Prevención de Residuos.  Tienes de plazo hasta el 8 de noviembre para presentar tu iniciativa. De todas las candidaturas que se presenten en la CAPV se seleccionarán aquellos proyectos e iniciativas más novedosas y serán propuestas como candidaturas a un reconocimiento europeo.

No lo dudes, súmate y apadrina tu cubo.

*Si tienes cualquier duda sobre la recogida de la fracción orgánica en Bilbao, puedes consultar la web Kaixo organicoa, donde encontrarás toda la información sobre el servicio.

Lanzada la edición 2019/2020 de los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa

La Comisión Europea lanza una nueva convocatoria de los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa. Todas las empresas de la Comunidad Autónoma del País Vasco pueden optar a estos galardones cuyo plazo de presentación de candidaturas concluirá el próximo 12 noviembre de 2019.

Imagen de Stoica Ionela en Unsplash

Los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa, convocados por la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, fueron creados en 1987 con motivo de la celebración del Año Mundial del Medio Ambiente. Estos galardones reconocen a aquellas empresas que combinan con éxito la viabilidad económica de sus negocios con la protección del medio ambiente. Y lo hacen introduciendo eco innovaciones en la gestión, en los procesos, en los productos o servicios que ofertan, en la cooperación empresarial o combinando negocio y biodiversidad.

El Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco ( a través de su Sociedad Pública IHOBE) es, desde 2001, la entidad encargada de gestionar la sección País Vasco de los Premios en coordinación con la Fundación Biodiversidad, entidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. El Ministerio gestiona la sección española desde 2013, de modo que las empresas candidatas con sede en el País Vasco tiene la oportunidad de ser premiadas en el ámbito vasco, español y europeo.

La edición 2019/2020 se organiza en torno a las siguientes categorías que resaltan aspectos innovadores de la gestión empresarial:

  1.  Gestión
  2. Producto y/o servicio
  3.  Proceso
  4. Cooperación internacional para el desarrollo sostenible
  5. Empresa y Biodiversidad

Dentro de cada categoría serán galardonados de forma independiente Micro y Pequeñas empresas y Medianas y Grandes empresas.

En el caso de las candidaturas de empresas del País Vasco, podrán optar a la categoría especial “Economía Circular” cuyo único ganador será seleccionado entre las empresas que apliquen a cualquiera de las cinco categorías. Por lo tanto, una misma empresa puede ser galardonada varias veces.

Pueden participar aquellas empresas que tengan domicilio fiscal y desarrollen su actividad principal en la CAPV.

Las empresas públicas, organizaciones no gubernamentales (ONGs), instituciones y otras entidades sin ánimo de lucro sólo pueden participar como socio de una empresa en la categoría 4, de Cooperación internacional para el desarrollo sostenible. En este caso, será la empresa quien oficialmente presente la candidatura a los premios.

 

En la edición anterior 2017/2018 las empresas vascas A&B Laboratorios de Biotecnología  y Ekonek resultaron premiadas en la Sección Europea. La ceremonia de entrega de los premios tuvo lugar en Viena, Austria, el 14 de noviembre de 2018. En aquella ocasión, donde la Comisión Europea reconoció los dos modelos de negocio innovadores y sostenibles impulsados por estas dos empresas. Se puso así en valor así el compromiso y la apuesta por la sostenibilidad medioambiental a través de la ecoinnovación de ambas compañías.

Las candidaturas deberán presentarse antes del 12 de noviembre de 2019 a las 13:59 horas cumplimentando el formulario de solicitud oficial, que puede descargarse de la página web www.ihobe.eus. En este mismo link, se puede acceder a información de anteriores convocatorias y proyectos premiados.

Todas las dudas relativas a la edición 2019/2020 de los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa-Sección País Vasco se deberán formular por escrito a través de correo electrónico en la dirección de email premioseuropeos@ihobe.eus.

Toda la información y los documentos oficiales pueden obtenerse en la página web de la sociedad pública Ihobe www.ihobe.eus. La página oficial de los Premios en el ámbito estatal es: www.fundacion-biodiversidad.es. La página oficial de los Premios en Europa es: http://ec.europa.eu/environment/awards/index.html.

IHOBE prestará asistencia a las empresas vascas interesadas en presentar su candidatura a los Premios con el apoyo de las consultoras CIMAS e IK Ingeniería.