Día Mundial del Agua: #ValoremosElAgua

El valor del agua es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares. El agua es cultura, salud, educación, economía e integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible.

Día Mundial del Agua 2021: #ValoremosElAgua.

Este año, el Día Mundial del Agua trata de lo que significa el agua para las personas, su verdadero valor y cómo podemos proteger mejor este recurso vital. 

La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte. 

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la relevancia de este líquido esencial. En concreto, se promueve el objetivo de concienciar acerca de la crisis mundial del agua. Necesitamos buscar medidas para que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: agua y saneamiento para todas las personas antes de 2030.

El ODS 6 pone el acento en la necesidad de garantizar el agua y el saneamiento para todas las personas. Sin una comprensión integral del verdadero valor multidimensional del agua, no podremos salvaguardar este recurso fundamental para el beneficio de todos.

El valor del agua (y su futuro)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) establece en su informe Water Outlook to 2050 una perspectiva sobre el futuro del agua. Y es, ciertamente, preocupante:  la demanda se disparará globalmente hasta un 55% entre los años 2000 y 2050. Este incremento intentará cubrir las necesidades de los sectores más demandantes: industria, (que aumentará en un 400%), producción eléctrica (+140%) y uso doméstico (+130%).

El informe reconoce que la calidad del agua superficial fuera de la OCDE se deteriorará en las próximas décadas. Las consecuencias serán una mayor eutrofización, pérdida de biodiversidad y enfermedades. Los micro contaminantes (medicamentos, cosméticos, agentes de limpieza y residuos de biocidas) son una preocupación emergente. 

En CIMAS hemos colaborado en los últimos años en diferentes proyectos relacionados con la afección de dichos contaminantes a la calidad del agua, como la iniciativa Hábitos ciudadanos y contaminantes emergentes”. Desde 2016, el proyecto tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía sobre la contaminación por sustancias y productos emergentes tanto en los sistemas de saneamiento como en la calidad de las aguas de la CAPV. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.